La educación del Dogo Argentino

Educando al Dogo Argentino

Antes de que pienses que te enfrentas a una tarea loca, déjame decirte, tienes mucha suerte de haber elegido esta raza de perro. Veremos por qué más tarde … Y aunque muchos de tus amigos te han advertido sobre la “misión suicida” que te espera, ¡no te preocupes! Es cierto que el Dogo Argentino es un perro con una fuerza física asombrosa y una personalidad enérgica, además es muy cariñoso.

Te aseguro que cuando lo domines tendrás un amigo incondicional y protector. Con uno de ellos, ya no tendrás que pagar las lecciones de kárate.

No creas que es solo un perro guardián, es un amor real.

Educacuion Dogo Argentino
Educando al Dogo Argentino

¿Cómo es el Dogo Argentino?

El Mastín Argentino camina con confianza y elegancia. Tiene un rostro y una postura que le da respeto. Su pelaje es siempre blanco, muy corto. 

Algunos tienen lo que se llama lunares o manchas en la piel. Destaca por su buen tamaño y su cuerpo con musculatura natural. Su peso puede llegar hasta los 50 kg, o incluso un poco más. 

Pueden alcanzar los 70 cm. Sus orejas son originalmente grandes y caídas. Las hembras generalmente pesan menos que los machos y también son un poco más pequeñas.

Es activo y lleno de energía. Sin la instrucción adecuada, puede evadir sus órdenes y actuar sin control. Necesita ejercicio. Requiere espacio, preferiblemente al aire libre. 

Cuando se mezcla con otros perros, tiende a competir entre sí e intenta dominar. Sin embargo, el instinto hacia los niños es amistoso y cariñoso. Son valientes, no temen enfrentarse a amenazas que duplican su tamaño. Te aman y te protegen incondicionalmente.

¿Cómo educar adecuadamente a un Dogo argentino?

Hazle gastar esa energía que le caracteriza. También es una buena forma de hacerlo feliz. Bríndale un buen espacio.

 Ciertamente lo necesita debido a su personalidad. La actividad los identifica, y en un apartamento pequeño no podrán disfrutar tanto como lo harían en un espacio más grande. Sin embargo, si solo tiene un jardín de tamaño mediano, esto será suficiente.

Suponga que su situación es con un apartamento pequeño, no pierda la esperanza, puede quedárselo. Solo, tendrás que doblar los pasos y la actividad física para no estresarlo y evitar estados de ansiedad. La armonía es el comienzo de una buena educación. 

Conéctelo con personas y animales. Al principio de la etapa del cachorro, haz que se vincule con otros perros (ya sean de su propia raza o no). 

Anímelo a que se ponga en contacto con familiares, amigos o simplemente extraños. Esto lo ayudará a socializar y aprender sobre la disciplina con personas fuera de su círculo. 

Crea un vínculo basado en el respeto. Cuando le hables, tan pronto como sea un cachorro, muestra respeto, nunca violencia. Ésta es la clave de la educación. De esta manera, conducirá la relación en una dirección positiva. 

Sea consistente en su entrenamiento. Una vez que comience, continúe con las lecciones, no las interrumpa. Y trata de hacer las sesiones diarias de entrenamiento canino programadas. También es bueno que los haga al mismo tiempo, lo que fomenta el hábito y la estabilidad.

Métodos educativos para los Perros

Te recomiendo que comiences con los comandos de obediencia, que son los comandos básicos, y te mostrarán hasta qué punto tu perro está listo para seguir comandos más importantes. Muestre un carácter fuerte sin dudarlo. Esto es necesario por su tendencia a dominar. Este perro no puede percibir ni por un segundo que puede ser más fuerte que tu familia. Solo tú puedes ser la autoridad.

Recompénsalo mucho. Especialmente su atención, su sumisión. Esto le dará un mensaje claro de lo que está pidiendo en educación. Puedes usar golosinas. También puedes usar los abrazos como recompensa, pero yo sugiero las golosinas, porque este perro te lo agradecerá mejor así.

Aprenda a fusionar autoridad y afecto. Es cierto que el Mastín Argentino es un perro enérgico, a veces terco y dominante. Poner autoridad en la educación del perro es muy bueno, es práctico para poder manejarlo mejor; pero nunca olvides algo muy importante: darle amor.

Te aseguro que esta es la mejor forma de enseñarle. Intenta hacer las sesiones a diario, aliviando el hábito. Si eso no es posible para usted, hágalo cada dos días. Las sesiones deben ser cortas, ya que el Dogo Argentino tiende a desesperarse con órdenes repetitivas o acciones que no significan mucho para él.

Ahora que lo tienes todo, ¿a qué esperas? Lleve a su perro a un parque, al campo, o use su propio jardín si es grande. Toma una posición segura en tus entrenamientos, pero demuéstrale a tu Dogo Argentino cada segundo que disfrutas compartiendo esos momentos con él.

A %d blogueros les gusta esto: